Descripción

La superficie carece de brillo aunque parezca suave y pareja.

Causa

Asperezas microscópicas en la superficie, lo cual puede ser producto por:

 

  1. Aparejo no endurecido o con baja retención de brillo.
  2. Uso de diluyente inapropiado o de baja calidad.
  3. Preparación incorrecta de la pintura o aplicación insuficiente de la misma.
  4. Aplicación sobre una base de deficiente calidad.
  5. Secado excesivamente lento debido a gran humedad o a una temperatura muy baja.
  6. Vapores de disolventes o gases de motor que atacan la superficie.
  7. Contaminación de la superficie por cera, grasa, aceite, jabón o agua.
  8. Utilización de detergentes o limpiadores fuertes en una superficie recién pintada, preparación demasiado rápida después de pintar o empleo de una pasta abrasiva demasiado agresiva.

 

Prevención

  1. Utilizar una imprimación apropiada dejándola secar completamente antes de aplicar la capa superior.
  2. Usar sólo diluyentes recomendados y aditivos aprobados.
  3. Asegurarse de que la pintura se haya agitado debidamente y se haya aplicado utilizando una técnica de pulverización adecuada.
  4. Preparar correctamente la superficie.
  5. Asegurarse de que la pintura se seque en un ambiente cálido y seco.
  6. Verificar bien que no haya ninguna corriente de aire durante el endurecimiento.
  7. Limpiar la imprimación con un desengrasante y secarla completamente antes de aplicar el acabado.
  8. Evitar el empleo de detergentes o limpiadores fuertes en superficies recién pintadas. No aplicar pasta abrasiva hasta que la pintura esté completamente endurecida y utilizar la pasta adecuada.

 

Rectificación

Normalmente el brillo puede restaurarse con una pasta abrasiva y puliendo. Si el defecto persiste será necesario lijar la capa superior y repintar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Other Defects:

← Back

Comparte