Contribuir a mejorar la competitividad de los talleres especialistas en chapa y pintura, desde la eficiencia y hacia la máxima rentabilidad, ha vuelto a ser el objetivo del más reciente curso “El Taller del Siglo XXI” impartido por Nexa Autocolor, la marca de soluciones innovadoras para el repintado de vehículos. Organizada en colaboración con Pinturas Carman, distribuidor de la marca de pintura, la sesión formativa tuvo lugar los pasados días 18 y 19 de abril en las propias instalaciones del distribuidor.

El curso, dirigido a gerentes y propietarios de talleres de reparación de carrocería, contó con la participación de 12 profesionales del sector a los que, Ildefonso Jiménez, Responsable de Formación Gerencial de la marca Nexa Autocolor, animó a construir un modelo de negocio que garantice la viabilidad y rentabilidad adecuada de sus empresas a largo plazo. Entre los participantes, representantes de VIP Automoción, Talleres Oscarmotor, Talleres Emijo, Autoelia Madrid, Talleres Huviauto, Talleres Julio e Hijos, Talleres Hernandez Caballero, Servicentro El Escorial, Grupo Motor Gómez y Talleres Aerodesign.

Ildefonso Jiménez, Senior MVP/Black Belt Lean&Comercial Training Mgr. de Nexa Autocolor en un momento del curso en las instalaciones de Pinturas Carman

“El propósito de este curso -señala Ildefonso Jiménez-, es compartir con los empresarios y gerentes de las empresas reparadoras las tendencias de mercado actuales para impulsar la evolución de sus modelos de gestión hacia la compleja y competitiva realidad que viene, donde tan importante como producir y sacar trabajo adelante es proporcionar al cliente una experiencia de taller que le anime a repetir cuando lo necesite y a recomendar el taller a otras personas”.

Por eso, cuestiones como ¿es posible incrementar la capacidad productiva del taller? ¿Podemos reducir la estancia de los vehículos de los clientes? ¿Podemos posicionar a los talleres como auténticas y ejemplares empresas de servicios? ¿Por qué deberían elegirnos los clientes precisamente a nosotros cuando sufren un siniestro? ¿Cómo puedo hacer que mi taller sea único y competitivo en las circunstancias actuales y en las que parecen venir? fueron algunas de las que se abordaron durante el curso para ayudar a los profesionales de la gestión de chapa y pintura a optimizar sus negocios.

“La caída de la siniestralidad, el envejecimiento del parque de automóviles, la presión de las aseguradoras o la aparición de un cliente particular cada vez más informado y exigente obligan a los gestores del taller de chapa y pintura a buscar la máxima eficiencia en todos los aspectos de la gestión del negocio”, comentó Ildefonso Jiménez. “Lo que está en juego es ni más ni menos que la rentabilidad del negocio, y para eso hay que ser percibidos por el cliente, particular o no, como la opción más interesante, y contar con unos procesos que efectivamente nos hagan ganar dinero en cada reparación”.

Comparte